Memoria de la Reunión Diálogos Consonantes 2014

"Donde circula el diálogo es posible que circule el poder y ojalá que esto sea así. La democracia implica hacer circular el poder y dialogar es una forma de hacerlo circular"
Participante en los VII Diálogos Consonantes (2014)

Descargar PDF

El diálogo sobre el llamado «desarrollo» y las políticas de cooperación, debe ser un derecho de todos los actores involucrados e interesados en transformar el presente y pensar el futuro de una comunidad o un país. No puede ser privilegio de algunas personas o instituciones, por (DC) más poderosas que estas sean. Por eso, los Diálogos Consonantes  —una iniciativa promovida por la Articulación Feminista Marcosur (AFM) en el año 2008— nacieron con el objetivo de «incidir en el debate y la construcción de una agenda sobre la cooperación y el desarrollo que integre la mirada de las mujeres y el movimiento feminista de América Latina y el Caribe».

La finalidad de este intercambio es ir generando consonancias y posibles pactos políticos con los cuales promover «mejores resultados en las actuaciones dirigidas al empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género en el contexto de la región» desde el reconocimiento de las redes y organizaciones feministas como actores sociales y políticos claves para el desarrollo.

 

Democratizar la información y los contactos, extender los debates, e incluir cada vez más organizaciones, fueron pasos fundamentales que como AFM impulsamos para que la voz de las latinoamericanas fuera reconocida e incluida en el camino de Accra a Busán. Por eso, el diálogo iniciado en Montevideo se fue construyendo como un espacio político sostenido en el tiempo y articulado en cinco DC. Al primero en Montevideo, le siguieron los DC en la región andina, en Centroamérica, en el Caribe, en España, Montevideo y hoy nuevamente en el Peru.

La autonomía de las organizaciones feministas para definir su agenda política y llevarla a cabo en el espacio público, es condición sine quanon para promover ubicar la igualdad de género y los derechos de las mujeres como pilares de un desarrollo que, de verdad, sea eficaz.

El objetivo de estos DC es avanzar en la construcción de un “Fondo para Igualdad”, entendido como una herramienta política que contribuya al empoderamiento de las mujeres, a garantizar el ejercicio de sus derechos y a ampliar y fortalecer la democracia.

Lima, junio del 2014